Escudo Salta

 
 
 

Cambio de menú: las familias y particulares ahora deben financiarse con las líneas de crédito bancario más costosas

Fecha: 12/11/2012 00:00:00 | Categoria: Escudo Salta
Quedaron atrás las épocas en las que los préstamos prendarios e hipotecarios crecían a tasas “chinas”, superando a los personales y a la financiación con tarjetas. Todo eso cambió. Las causas que explican este nuevo esquema y las formas elegidas por las familias para apalancar sus compras

 

A lo largo de los primeros nueve meses del año, los bancos otorgaron un total de $164.000 millones, bajo las diversas líneas de crédito, a razón de $13.000 millones mensuales. 

Por lo pronto, y pese a la "fría" economía y a la mayor cautela por parte del público, implica unaumento del 36% frente a igual lapso del año anterior.

 

Pero no todos los tipos de préstamos han crecido de igual modo. Si se desagrega el total por línea se hace evidente que las preferencias de los argentinos -a la hora de endeudarse- han ido cambiando de un año para el otro, acorde al nuevo contexto.

Así, entre enero y septiembre de 2011 los grandes ganadores habían sido los préstamos prendarios, con un crecimiento del 106%. En ese lapso, los saldos financiados por plásticos habían crecido apenas un 17%, en tanto que los descubiertos ascendieron 21,6 por ciento.

Este año la situación cambió rotundamente, ya que los grandes motores de ese período -prendarios e hipotecarios- se frenaron

Entre enero y septiembre de 2012 los dinamizadores fueron los adelantos en descubiertos bancarios y las tarjetas, con variaciones incluso muy superiores a la inflación.

Cabe señalar que los plásticos, los préstamos personales y los adelantos en cuenta, en conjunto, acumulan el 92% del total.

Lo llamativo es que las líneas más demandadas son, justamente, las de tasas de interés más elevadas. 

En tal sentido, la más costosa es la de adelantos por giro en descubierto bancario, cuyo ritmo de suba escaló al 39% anual, seguida por los personales (35%) y las tarjetas (34%)

Cabe señalar que estos niveles se ubican por encima de los de 2011. Sin embargo, la nota la dieron los personales, que treparon en promedio más de cinco puntos respecto al mismo período del año pasado.

En tanto, la evolución de los préstamos prendarios se ajusta casi a la perfección con lo que ocurre en el mercado automotor.

En los primeros nueve meses del año el patentamiento de 0km se ubicó casi en los mismos niveles que en 2011, con poco más de 523.000 unidades.

La diferencia es que en aquel entonces el sector batía todos los récords de venta en plena fiesta del consumo previo a las elecciones. Algo que también se vio reflejado en el enorme crecimiento de esta forma de financiamiento.

Por su parte, la parálisis de los préstamos hipotecarios se explica claramente por el cepo cambiario, que dio lugar a una virtual parálisis en la compraventa de viviendas.

El titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Roberto Arévalo, fue contundente al respecto cuando advirtió que "las restricciones oficiales en el mercado cambiario provocaron una caída del 65% en las operaciones".

Debe tenerse en cuenta que a partir de noviembre el cepo cambiario también alcanzó a loscréditos hipotecarios, de modo tal que -pese a los magros resultados de colocación- esta pudo haber tenido un empuje adicional, de la mano de compradores que no quisieron perder esta posibilidad de acceso al mercado.

La disposición del Banco Central prohíbe a los beneficiarios de un crédito hipotecario convertir los pesos a dólares para adquirir una vivienda. Esta medida entró en vigencia en medio de la crisis que atraviesa la actividad del ladrillo.

Según Mariano Lamothe, economista jefe de Abeceb.com, "el estancamiento de los prendariosse debe claramente a que se frenó la venta de vehículos nuevos".

"En cuanto a los hipotecarios, el motivo pasa por el derrumbe de la oferta, a lo que luego se sumó la fenomenal caída de las transacciones", agregó Lamothe.

Por el lado de los créditos personales, señaló el analista de Abeceb, "su freno está dado por elmenor ritmo de crecimiento del consumo en relación con el año anterior. También influyó quelas tasas no bajaron y que las negociaciones salariales se cerraron de forma tardía".

Con respecto a las tarjetas, el mayor volumen financiado también responde, aunque suene contradictorio, al mismo factor: la caída del consumo.

"Los saldos de los plásticos crecieron porque ante el freno en el ritmo de compras, los bancos, negocios y emisoras de tarjetas salieron a ofrecer planes de cuotas y promociones", sostuvo Lamothe.

El experto agregó que "también incidió el cepo cambiario que, de alguna manera, incentivó el ´tarjeteo´en el exterior".

Cabe recordar que esta es la única forma de financiamiento que permite acceder al llamado"dólar tarjeta". Es decir, el oficial más un 15% de recargo, cifra que aun se ubica por debajo de la cotización del blue.

Si bien a partir de octubre el "tarjeteo" comenzó a decrecer, el incremento en los primeros nueve meses fue de un explosivo 58% en comparación con igual lapso de 2011.

En lo que se refiere al rojo bancario, Lamothe recalcó que "los adelantos crecieron porque se estiró la cadena de pagos, porque cayó la facturación y por la acumulación de stock", factores que afectan el capital de trabajo de las empresas. 

"Esto dio lugar a que las compañías se tengan que endeudar para hacer frente a suscompromisos", concluyó Lamothe.

Según Fausto Spotorno, economista de Orlando Ferreres y Asociados (OF&A), el crecimiento de los descubiertos tiene que ver con la caída de la actividad económica. Una empresa que no le está yendo bien este año debe aumentar su giro en descubierto para evitar problemas con sus proveedores".

"El mercado de tarjetas es más atomizado que el de préstamos personales, porque los montos son mucho más chicos y, por lo tanto, están al alcance de todo tipo de clientes".

"Las tarjetas cumplen un rol semejante al del descubierto, porque cuando la economía personal se complica, los plásticos cubren ese déficit".

Por otra parte, este tipo de financiamiento es instantáneo y no requiere de trámites que, muchas veces, resultan engorrosos y con final abierto, en cuanto a los montos en juego.

"En un contexto en el que la liquidez es un poco más estrecha y que la economía crece más despacio, se toman los créditos más fáciles de conseguir que, por lo general, son de corto plazo", sostuvo Spotorno.

En la práctica, los personales, prendarios e hipotecarios adquieren otras características, ya que tienen que ver con algún tipo de iniciativa a mediano plazo y están relacionados con algún proyecto individual o familiar. En cambio, descubierto y tarjeta es porque se necesita la plata", argumentó Spotorno.

"Además, del lado de la oferta, a los bancos les conviene ofrecer créditos más a corto plazoque a largo", concluyó el analista de Ferreres. 

Para Rodrigo Benitez, economista señor de Estudio Alpha, estos movimientos, de diferentes magnitudes, se dan porque "ante la salida de depósitos en dólares los bancos han acotado los préstamos en esa moneda, más allá de que les fueron solicitando a los deudores que los vayan cancelando y los reemplazaran por líneas en pesos".

"Esa cancelación de depósitos y renovación en moneda local explica en gran medida la subaque se ha observado en los adelantos en cuenta", destacó el experto.

Y agregó: "la evolución del resto de las líneas se ajusta mejor al comportamiento general del mercado. Desde nuestro punto de vista, en los próximos meses esperamos ver ciertocrecimiento en las líneas de leasing por efecto de la normativa que obliga a destinar el 5% de los depósitos a créditos de inversión".

Montos financiados
Una de las formas a las que apelan los analistas para testear el humor de los consumidores es laevolución de la demanda de crédito.

En tal sentido, la forma más usual de medirla es mediante la comparación de los saldos a través del tiempo.

Así, por ejemplo, en lo que va del año el financiamiento al sector privado -particulares y empresas- se incrementó un 29%, destacándose el repunte de los descubiertos, que treparon un47 por ciento.

Si bien este indicador es una buen termómetro, fuentes del Banco Central señalaron a este medio que "para ser rigurosos, lo que hay que tomar en cuenta son los montos que se incorporan mes a mes como nueva financiación".

"El problema de trabajar únicamente con los saldos es que, por un lado, se suman las entradas pero, por otro, se restan los pagos que se van efectuando", agregaron. 

"Entonces, la velocidad de rotación es muy diferente según la línea que se trate. Un hipotecario a 10 años no es lo mismo que un personal que se cancela en 12 cuotas", concluyeron desde la entidad. 

 

Esta Noticia fué visitada: 867 veces. | Fuente de Información: iprofesional.com

 
Marcar y Compartir Ver todas las Noticias

Más Noticias